Grupo Sion

Proyectos paralelos

Tener muchos proyectos que deseas realizar es algo muy común, y sobre todo tener más ideas de proyectos cuando ya estás muy ocupado con uno.

Para poder trabajar en proyectos paralelos es muy importante considerar:

1. Define tu proyecto principal

No puedes tener proyectos paralelos si no te has definido a ti mismo cual va a ser tu proyecto principal, aquel que te va a tomar la mayoría de tiempo. En caso contrario vas a estar descuidado lo que realmente importa y cada vez te vas a ir desordenando mucho más.

2. Describe tus proyectos paralelos

Por lo general las ideas enamoran y controlan las emociones, pero eso no significa que sea sensato seguir toda idea. Escribe tus ideas para proyectos paralelos, descríbelas lo mejor posible como si se lo estuvieras explicando a alguien más.

3. Entra a la realidad

Esta es la realidad, tienes aproximadamente el 70-80% de tu tiempo copado con tu proyecto principal. Entonces, pregúntate: ¿Con lo que me queda de tiempo puedo ir avanzando lentamente mi proyecto paralelo?

Recuerda que esto no significa que vas a sacrificar tiempo con tu familia o descuidando otras áreas de tu vida. En esto es muy importante saber manejar los tiempos. Lo ideal es manejar agenda y lista de tareas para cada día.

Si descubres que tu proyecto paralelo puede dar buen resultado dedicando solo unas cuantas horas a las semana (así te tome mucho tiempo verlo concluir), vale la pena intentarlo y disciplinarse para alcanzarlo a su tiempo.

4. Ten cuidado con tu enfoque

No te fijes en la conclusión de tus proyectos paralelos, porque te puede frustrar saber que vas muy lento o que falta mucho para conseguirlo. Solo debes enfocarte en el día, es decir, que preocúpate de que hoy ya hiciste lo que tenías programado hacer y así llegará el día menos esperado donde te sorprenderá la alegría de saber que lo conseguiste.

5. Es un experimento

Considera los proyectos paralelos como experimentos, es decir, que tus proyectos paralelos no te deben quitar más tiempo de lo que planeaste, no debe de controlar tu ánimo, no debe de condicionarte. Ya que después de todo, es tan solo UN EXPERIMENTO, que si sale bien lo vas a poder disfrutar bastante.

6. Rompe tu experimento

Siguiendo la idea de SMART para establecer metas, vamos a tomar este experimento que de por sí es muy grande y complejo, y lo vamos a romper en pequeñas tareas que incluso las puedas realizar diariamente (si fuese posible), quizás veas difícil hacer esto, pero como cada experimento es diferente, no te puedo ayudar en esto. Entonces toma tu tiempo y esfuérzate por hacerlo.

7. No caigas en los mismo errores

Es natural equivocarse, pero si te equivocas varias veces en lo mismo ya es un problema grave. No pierdas tiempo en experimentos que no funcionan, pues son EXPERIMENTOS, no deben de convertirse en una carga, sino en una oportunidad. Si una idea no funcionó, pasa la siguiente.

Es muy difícil determinar con seguridad que experimentos valen la pena hacer y cuales no, para eso contamos con la mejor guía posible y es el Espíritu Santo que nos ayuda a comprender lo que conocemos y nos instruye en el camino a tomar.

¿No sabes como comenzar? Declara:

“Padre, dame grandes ideas y fortalece mis habilidades para poder desarrollarlas lo mejor posible. Y que sea el Espíritu Santo quién me encamine sabiamente cada uno de mis pasos. En nombre de mi Señor, Jesucristo. Amén.”

Website owned by © Grupo Sion and is Managed by © Xoltic. All rights reserved.